..Proyecto W4S2. Ejecución. Tercer y cuarto dias, 13 y 14 de Abril. Todo parecía sencillo ... pero no lo fue.

2009
04.25

FacebookTwitterGoogleDelicious


Como bien dice el refrán: “No es oro todo lo que reluce…” y así fue. La noche anterior fuimos a dormir muy animados de ver que ya teníamos el 50% de la instalación lista y dimos por hecho que en breve tendríamos nuestro tan esperado acceso. Pero no fue así.

A la mañana siguiente, nos trasladamos a las dependencias de la Dirección General de Comunicaciones y allí comenzamos estudiando la mejor ubicación para montar la otra antena y ésta era en una torreta de 15m y a unos 9m tenía perfecta visibilidad con la antena montada en Presidencia.

(english below)

Como bien dice el refrán: “No es oro todo lo que reluce…” y así fue. La noche anterior fuimos a dormir muy animados de ver que ya teníamos el 50% de la instalación lista y dimos por hecho que en breve tendríamos nuestro tan esperado acceso. Pero no fue así.

A la mañana siguiente, nos trasladamos a las dependencias de la Dirección General de Comunicaciones y allí comenzamos estudiando la mejor ubicación para montar la otra antena y ésta era en una torreta de 15m y a unos 9m tenía perfecta visibilidad con la antena montada en Presidencia.

 

Preparamos todo el material en el despacho donde íbamos a instalar la “Sala de Internet” y comenzamos a trabajar: revisar los parámetros del Router LINKSYS WRT54GL, los puntos de acceso DWL-900AP+, …


Una vez todo preparado, lo subimos a la torreta junto a la antena y por supuesto no conseguimos enlazar los dos APs. No había forma de que un simple PING llegara al Punto de Acceso ubicado en Presidencia. Estuve repasando las configuraciones de los puntos de acceso, los routers y la polarización de la antena y todo parecía bien.Es curioso cómo cualquier pequeño inconveniente en un entorno como Rabuni puede convertirse en un gran problema por la falta de disponibilidad de opciones viables.


Así estuvimos pensando las diferentes opciones que teníamos y nos pasamos los dos dias haciendo pruebas sin saber porqué los dos APs no se enlazaban (por medio de las pruebas pude constatar la gran cantidad de enlaces Wifi que habían en Rabuni, unos diez aproximadamente aunque por comentarios de un compañero el rendimiento de los mismos dejaba mucho que desear).

Aunque los APs D-link DWL900 AP+ parecían funcionar, uno de ellos era de revisión C y el otro de revisión B y dado que disponíamos uno de backup de la donación de EA5BM convinimos que al dia siguiente, 15 de Abril, cambiaríamos el AP de Presidencia por el de backup a ver si ibamos a tener un problema de “sordera” de éste último.

Lo cierto es que en una situación así y al 50% de la estancia sientes una frustración considerable dado que no dispones de mucho apoyo exterior. Durante todo el proceso contamos con la ayuda de Ibrahim Jalil, el informático de Presidencia que nos apoyó con los pocos medios de que disponía para solucionar el problema.

Por la noche en Protocolo, y después de cenar, nos sentamos a disfrutar de la noche estrellada y a pensar cómo narices íbamos a salir del paso repasando mentalmente todos los pasos. La verdad es que ya quedaban pocas opciones y eso creaba cierto nerviosismo. Mirando las estrellas me acordé de la frase famosa de David Bowman en Odisea 2001 “…Oh, Dios mio, está lleno de estrellas…” y la verdad es que se respiraba una paz infinita y el espectáculo era digno de grabarse: sin contaminación, no había un hueco libre en el cielo que no tuviera una estrella. No sé había cierto presentimiento que iba a cambiar nuestro futuro….


 

Preparamos todo el material en el despacho donde íbamos a instalar la “Sala de Internet” y comenzamos a trabajar: revisar los parámetros del Router LINKSYS WRT54GL, los puntos de acceso DWL-900AP+, …


Una vez todo preparado, lo subimos a la torreta junto a la antena y por supuesto no conseguimos enlazar los dos APs. No había forma de que un simple PING llegara al Punto de Acceso ubicado en Presidencia. Estuve repasando las configuraciones de los puntos de acceso, los routers y la polarización de la antena y todo parecía bien.

Es curioso cómo cualquier pequeño inconveniente en un entorno como Rabuni puede convertirse en un gran problema por la falta de disponibilidad de opciones viables.


Así estuvimos pensando las diferentes opciones que teníamos y nos pasamos los dos dias haciendo pruebas sin saber porqué los dos APs no se enlazaban (por medio de las pruebas pude constatar la gran cantidad de enlaces Wifi que habían en Rabuni, unos diez aproximadamente aunque por comentarios de un compañero el rendimiento de los mismos dejaba mucho que desear).

Aunque los APs D-link DWL900 AP+ parecían funcionar, uno de ellos era de revisión C y el otro de revisión B y dado que disponíamos uno de backup de la donación de EA5BM convinimos que al dia siguiente, 15 de Abril, cambiaríamos el AP de Presidencia por el de backup a ver si ibamos a tener un problema de “sordera” de éste último.

Lo cierto es que en una situación así y al 50% de la estancia sientes una frustración considerable dado que no dispones de mucho apoyo exterior. Durante todo el proceso contamos con la ayuda de Ibrahim Jalil, el informático de Presidencia que nos apoyó con los pocos medios de que disponía para solucionar el problema.

Por la noche en Protocolo, y después de cenar, nos sentamos a disfrutar de la noche estrellada y a pensar cómo narices íbamos a salir del paso repasando mentalmente todos los pasos. La verdad es que ya quedaban pocas opciones y eso creaba cierto nerviosismo. Mirando las estrellas me acordé de la frase famosa de David Bowman en Odisea 2001 “…Oh, Dios mio, está lleno de estrellas…” y la verdad es que se respiraba una paz infinita y el espectáculo era digno de grabarse: sin contaminación, no había un hueco libre en el cielo que no tuviera una estrella. No sé había cierto presentimiento que iba a cambiar nuestro futuro….


Tags: